24Ene2012

¿Viajas a Londres en breve y quieres reunirte con un cliente inglés? ¿Estás negociando un pedido con una empresa americana? En muchos casos tendrás la opción de llamar por teléfono o simplemente escribir un mail. ¿Con cuál te quedas? Un email tiene muchas ventajas, en particular que te puedes tomar tu tiempo, usar un diccionario, revisar el texto, pedir ayuda a un colega. Y, sobre todo en casos de negociación en inglés, evita malentendidos.

Volver